TRY-pelicula

SINOPSIS

Camila y Marcos, mejores amigos desde la infancia, se
reencuentran pasado un tiempo sin contacto.

Marcos vive en Nueva York, aislado completamente de su pasado, combina proyectos teatrales con la enseñanza en una escuela de teatro infantil. Camila, después de años trabajando como cantante en cruceros, siente que su vida está estancada y busca un cambio presentándose por sorpresa en la gran ciudad. Caminan en su propia búsqueda personal sin ser conscientes de quiénes son, pues el paso del tiempo no ha impedido que sigan escondiéndose en los personajes de sus particulares juegos para no afrontar la madurez. La visita de Camila será un viaje de aceptación, redención y crecimiento para ambos.

T R Y

A modo de espejo esta película es un trozo de realidad que, como la vida misma, se observa desde diferentes perspectivas y deja al espectador verse reflejado a sí mismo. El público puede identificarse fácilmente al encontrar aspectos de su propia vida que conoce y reconoce así como descubrir otros nuevos. Provoca un diálogo controvertido sobre las relaciones de amistad, la madurez y sobre nosotros mismos.
La trama se centra en una pareja de amigos que se reencuentra en Nueva York después de un tiempo sin contacto. Aunque, inicialmente, pueda parecer la típica estampa de Nueva York con una pareja enamorada, a medida que avanzamos en el metraje descubrimos que la historia se encuentra lejos de ese lugar común. Con la llegada de Camila recorremos el Nueva York más turístico para luego sumergirnos en las propias historias de los personajes, hasta hacernos olvidar donde nos encontramos y logrando, finalmente, vivir la ciudad desde otro punto de vista.
Los personajes principales son hijos de la sociedad actual, vanaglorian su adolescencia y se esconden bajo el falso techo de ésta para no afrontar su propia identidad. Aislados en sí mismos circulan por la gran ciudad como si de un juego más se tratara.
Inspirada en el subgénero norteamericano Mumblecore, con un bajo presupuesto, actores poco conocidos, diálogo e interpretaciones naturalistas, así como planos largos, y cámara en mano. No pretende inventar nada nuevo, sino más bien reivindicar valores éticos y estéticos del cine independiente americano que, con su frescura, nos recuerdan algunos aspectos de la Nouvelle Vague.
El proyecto parte de un guión hiperrealista. Los personajes viven una amistad que además cohabita con la relación real de los propios actores más allá de la cámara y con anécdotas que nacen de experiencias vividas por ellos mismos. La selección del casting se basó principalmente en la complicidad de los actores principales que asumieron el reto que suponía someterse a un guión por escribir. Se trabajó así de manera conjunta formando parte ellos también del proceso creativo e inspirándose en muchas de sus experiencias reales y en las sesiones de improvisación propuestas por la dirección.